La búsqueda de GPUs más baratas está provocando ofertas inesperadas

La minería de Criptomonedas ha causado la oferta y demanda de GPUs

0

Como cualquiera que quiera armar una computadora de alto rendimiento probablemente haya descubierto que el mercado de computadoras de autoconstrucción se encuentra en terrible estado. Los precios de una memoria ram DDR4 ahora son más del doble de lo que costaban hace 18 meses, ya que la demanda de los teléfonos inteligentes ha presionado el suministro. En cuanto a las GPU, se podría decir que son un desastre. Los mineros de criptomonedas están adquiriendo decenas de tarjetas de vídeo de alta gama, lo que deja a los que quieren una tarjeta de vídeo teniendo que quedarse con las sobras.

Esta situación ha hecho que las computadoras preconstruidas sean inusualmente competitivas: los componentes comprados a gran escala, como parte de los acuerdos de suministro a largo plazo, probablemente tengan más estabilidad de precios que los que se venden directamente a los usuarios finales, pero eso es un pequeño consuelo para quienes realmente desean construir su propia máquina.

Pero toda la esperanza no está perdida; La Guia de Hardware de Tom ha encontrado otra fuente de tarjetas de vídeo, aunque no precisamente baratas, pero a las menos un poco menos costosas, se trata de los módems de gráficos GPU externos con tarjetas de vídeo preinstaladas.

Dirigido principalmente a los usuarios de computadoras portátiles, los módems de gráficos GPU externos incluyen una ranura PCIe o dos, además de una fuente de alimentación en una carcasa pequeña. Se conectan a una computadora utilizando Thunderbolt 3, y normalmente estos módems ofrecen USB u otros puertos además de su salida gráfica. Destinado principalmente a los jugadores de dispositivos móviles, algunas de las cajas de conexiones están vacías, es cuestión del usuario elegir e instalar una GPU, pero otras vienen con tarjetas preinstaladas.

Es esta última categoría la que ofrece algunas posibilidades de ahorro. THG encontró el Gigabyte Aorus Gaming Box con las tarjetas Nvidia GeForce GTX 1080 o GTX 1070 preinstaladas por $700 y $600, respectivamente, de Newegg. Esto se compara favorablemente con los cerca de $800 que una GTX 1080 le puede costar de manera independiente.

Lo que hace que esto sea aún más notable es que estos gabinetes de GPU externos Thunderbolt3 normalmente cuestan $200-300 por sí mismos. Ahora, hay poca o ninguna posibilidad de que se vea ese tipo de dinero en el mercado de reventa si compraste una de estas unidades de Gigabyte, guardaste la tarjeta de vídeo y vendiste el gabinete.

Comentarios
Loading...